CALÍGULA de A. Camus

No se admiten más comentarios